JUJUY A DIARIO

Preparan una canasta de 120 artículos a valores congelados hasta diciembre

El Gobierno Nacional negocia con cámaras y empresas el lanzamiento de una nueva canasta de 120 productos alimenticios, bebidas y artículos de higiene personal a precios congelados hasta fin de año, con el objetivo de intentar contener la inflación.


Todavía no está resuelta la modalidad, si será en etapas o directamente se incluirán los 120 productos de una sola vez, el ministro de Desarrollo Productivo nacional, Matías Kulfas, tenía la expectativa de anunciarlo durante la primera semana de junio, por lo que se decidió prorrogar el programa Precios Máximos, que incluye artículos de la canasta básica, hasta mañana.


Pero como la inflación no cede y los costos de las empresas suben, el gobierno encontró más dificultades de las esperadas para cerrar el acuerdo.
La negociación incluye también una gradual desaparición del programa “Precios máximos”.
El gobierno ya viene aceptando retirar de la lista de “Precios máximos” productos de categorías de alimentos, artículos de higiene, perfumería y limpieza.

Precios Máximos había sido lanzado el 19 de marzo de 2020, en el inicio de la primera cuarentena contra el Covid-19, con una resolución que congeló unos 300 productos.
En julio y en setiembre de ese año se autorizaron aumentos de entre 2% y 6% cada vez.
En medio de presiones de los fabricantes y complejas negociaciones, el Gobierno aceptó empezar a retirar de “Precios máximos” los productos más suntuarios, que no están en la canasta básica, como bebidas alcohólicas y otros no esenciales.


En la última actualización se eliminaron 36 categorías de aceite de oliva y otros aceites, tostadas y grisines, edulcorantes, saborizadores, arroz (excepto largo fino), encurtidos, aceitunas y pickles, harinas leudantes y premezclas, horneables, pastas frescas, milanesas de soja, productos congelados en base a vegetales procesados y suplementos vitamínicos.
El acuerdo que se busca con alimenticias y empresas de artículos de limpieza alcanzaría a comercios de cercanía o barriales, y supermercados chinos, y pretende que los precios sugeridos estén impresos en los envases, lo cual es una dificultad adicional, según fuentes del sector privado.

La intención de que los precios queden impresos en las etiquetas es evitar que se vendan a valores más altos, pero algunos fabricantes sostienen que esa pretensión encarecerá sus costos de producción.
El gobierno busca atenuar la inflación, que en los primeros cuatro meses del año ya llegó al 17,6%, según el INDEC, más de la mitad del 29% que se proyectó en la ley de Presupuesto.

Plinio Lopez

Noticias por categoría

Nuestras redes

Open chat
🚨 💬 👉 Enviar...
🚨 ¿Querés enviar tu noticia?